El Eco de los Gritos

El Eco de los Gritos, novela de Carlos Decker- Molina, se presentó el 4 de mayo en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Buenos Aires. Editorial VERBUM – Madrid – España.

Maria Obligado, profesora de literatura y directora del Taller de Escritura Creativa, fue la encargada de comentar el trabajo de Decker-Molina.

Maria Obligado dijo:

“Esas cosas, ahora, son como si no hubieran sido” dice Borges en relación a las batallas de la independencia argentina. Y agrega “pero”, o sea, hay un modo de poner una barrera a esas pérdidas. En oposición a lo innumerable de esos ejércitos del pasado que van hacia el olvido, hay un “pero”.

Un hombre soñó y escribió.

Eso es lo que hace el libro de Decker-Molina. Toma los hechos de los años 60-70 de las revoluciones latinoamericanas y escribe.

Es como si la gente que murió en esos hechos y esos años nos dijera: ¡RECUÉRDENNOS!

Podemos pensar que el libro de Carlos Decker-Molina, que lleva el título de novela en la tapa es un libro histórico, o está relacionado con el periodismo. En el primer caso, pareciera que los hechos referidos están en el tiempo demasiado cerca, en el otro, demasiado lejos. Nos queda entonces ubicarlo como un libro que pertenece a una tradición en Hispanoamérica: literatura y política.

En Argentina tenemos una importante tradición en ese sentido. Echeverria (El Matadero) y Facundo de Sarmiento son libros fundacionales para nosotros los argentinos.

Según Piglia, ambos libros muestran la relación del intelectual, el letrado, con el pueblo o el proletariado, como persecutoria, en ella está la violencia y la muerte. Nos hace notar el autor ya el hecho de que lo que se escribe no es monolítico o raramente lo es. Y nota que Echeverría, a pesar de la violencia de su texto, permanece y tiene el gran valor de haber rescatado el habla popular de la época. Sostiene Piglia que es la primera aparición del voseo en la literatura argentina.

Walsh, en otro extremo y otra época escribe: “Esa mujer” donde plantea que el Otro puede ser para el intelectual, o el soldado enemigo, un lugar donde dejar de estar solo.

Este tema del amor y el odio tiene también una participación de Borges en el “Poema conjetural”. Notablemente el poema de Borges es más violento que el cuento de Walsh, se asemeja más al Matadero.

El libro de Carlos Decker-Molina, que se presenta hoy, entonces, se ubica cómodamente en la literatura latinoamericana y en sus temas: se aproxima más, claro está, a la tesis de Walsh. En el pueblo se encontrará compañía y hermandad. También violencia y crueldad. Estamos ya acá aceptando que la literatura tolera la antítesis, la paradoja y en este caso y en otros muchos, la hipérbole, esa figura de agrandamiento que funda la novela latinoamericana del siglo XX.

Para centrarnos en El Eco de los Gritos de Carlos Decker-Molina, autor boliviano que reside en Suecia, veremos que es un libro que, a mi entender, tiene tres ejes.

1 Escribir para conseguir memoria.

2 Soñar con un mundo nuevo (sueño este que en muchos momentos se convierte en pesadilla) fracaso, muerte, derrota y escenas de crueldad, algunas de ellas exageradas, barrocas quizás. Sin embargo es con este procedimiento que Decker-Molina se instala firmemente en nuestra literatura.

Podemos recordar aquí la palabra de un autor europeo, pero que indudablemente nos refleja: A. Breton cuando dice: “Al arte será revulsivo o no será nada”

3 Enseñar, la parte ideológica del libro es absolutamente clara y coherente. Tiene un sesgo casi didáctico.

La secuencia personal, en cambio, presenta contradicciones que permiten al lector intervenir y pensar entre líneas.

El tema de la paternidad, del amor, por ejemplo, se permite incoherencias, paradojas y dudas. La combinación es interesante y efectiva, y también está dentro de una tradición.

A pesar de trabajarse el texto en apartados que responden a la idea explícita de “notas sueltas” el texto es una novela coherente, unida por su personaje principal, Elio, desde su infancia hasta su muerte.

El relato es vertiginoso, los personajes secundarios hacen por su multiplicidad un efecto también múltiple: Viven, aman, mueren y eventualmente resucitan. Elio comparte este vértigo, con diversos nombres, pasaportes, lugares. Pero queda claro que es el mismo personaje, sumergido en el hecho de la revolución y padre bastante dudoso de sus cuatro hijos. El efecto de vértigo logra alejarlo del personaje característico de la novela tradicional, para fundirlo en la voz colectiva.

Es un libro de lectura interesante, tanto por su firmeza teórica como por la apertura de sentidos en otros temas.

Creo que el lector va a salir beneficiado de su lectura.

Por su parte Carlos Decker-Molina autor de la novela, explicó a la audiencia que acudió al stand de VERBUM en el Pabellón Amarillo de la FIL de Buenos Aires:

¿Por qué? ¿Qué dice el libro? ¿Por qué novela y no ensayo? Son las preguntas que suelen formular los lectores a los autores. Estas son mis respuestas:

Releo al filósofo danés Kierkegaard con bastante frecuencia, encontré dos textos suyos inspiradores que me ayudaron en la creación del Eco de los gritos:

“La vida debe ser vivida hacia adelante, pero sólo puede ser comprendida hacia atrás”.

Otro texto inspirador dice: “La obediencia es un cuchillo en la garganta de la voluntad humana”, esa cita me llevó a pensar en la obediencia revolucionaria.

Finalmente, cuando José de Cupertino dice: “Debemos aceptar nuestra obligación de la manera que Abraham aceptó lo imposible, la ofrenda de su hijo Isak”, volví al filósofo danés que aclara: “Abraham no sólo sacrificó a su hijo sacrificó también su moral”

¿Qué es lo que se dice en mi libro?

Me apoyo en las paradojas de la historia, muy lícitas en la literatura. Para que comprendan el carácter de mi novela debo hacer referencia a una de las paradojas más conocidas:

El 19 de abril en el calendario hebreo o el 14 de mayo en el nuestro se fundó Israel, es EL DIA DEL JUBILO, pero para los árabes el mismo día es la NAKBA. Si no se cuentan las dos historias no se estará contando la historia total, el relato de una sola historia no es falso sino parcial. Nakba es una palabra árabe que en castellano quiere decir CATÁSTROFE.

La historia de la lucha armada en América latina tiene esa paradoja, una de ellas es la historia del heroísmo, del romanticismo místico y de la acción. Pero, también tiene su NAKBA, es también la historia de la catástrofe y eso es lo que se cuenta en mi novela.

¿Por qué novela?

Para mi hay sólo una respuesta. La literatura tiene una lógica que no es la lógica del consenso.

Con esas palabras se cerró la presentación del El Eco de los gritos, producido por la Editorial Verbum (Madrid).

Lo pueden adquirir online ingresando al sitio de la editorial.

Una respuesta to “El Eco de los Gritos

  • Xavi Exeverría
    2 meses hace

    RESEÑA de la novela El eco de los gritos.
    Una novela que obliga a pensar
    No conocía la literatura de sueco nacido en Bolivia Carlos Decker-Molina, hasta que llegó a mis manos, en la Feria del Libro de Buenos Aires, su breve (120 páginas) novela contada a través de fragmentos escritos en papeles sueltos y dos libretas de notas que llegan por correo al domicilio del escritor.
    Decker-Molina nos convence de la llegada del sobre, pero a medida que uno va leyendo esos escritos descubre que es una estratagema del autor para llevarnos a los años la lucha armada revolucionaria de América latina y sus graves consecuencias.
    Lo escuché en la presentación de su obra y me picó la curiosidad, por una expresión del autor que dijo en árabe (no me consta si el escritor habla árabe) pero, conoce muy bien el significado de “nakba” que quiere decir catástrofe. “Mi novela – dijo – es la “nakba” de la lucha armada revolucionaria.
    Y, ciertamente lo es. Cuenta fusilamientos justificados por la obediencia revolucionaria, esa obediencia que recuerda la de Abraham que mata a su hijo Isak. En algún otro libro leí: “No encuentro placer al matar, pero si alegría por mi obediencia al partido”.
    Lo interesante del breve libro es que su autor no se encierra en la esquina reaccionaria y criticona. No. Es más, explica la circunstancia sociológica: “Eran tiempos en que dominaba la filosofía, le siguió la literatura y después las ciencias humanas. No se discutía el porcentaje o la ganancia, se discutía la vida. Fue por eso, no por otra cosa … lo que nos jodió fue que confundimos quizá demasiado la historia de los dirigentes con la historia de las ideas”. Así como queda claro que es la guerra fría: “La lucha de contrarios estaba en el Sur ¿Hasta dónde irá la escalada yanqui en Vietnam?”
    Hay mucho ensayo e historia sobre estos acontecimientos, poca o mucha poesía y prosa, pero la mayoría leyó la cara romántica, la de los éxitos dentro de las derrotas o la otra: la reaccionaria, condenatoria y proimperialista. La novela de Decker-Molina, muestra simple y llanamente la catástrofe, la parte fea que no gusta mostrarla porque aleja, pero el autor sabe balancear, quizá su profesión de periodista lo lleva a ser objetivo en su relato.
    Esta por ejemplo la tremenda entrevista con un torturador: “Entre nosotros hay tres tipos de agentes encargados de la tortura: los profesionales, los carniceros y los patos (por patológicos)”
    El Eco de los Gritos es la novela de la paradoja histórica. Y la paradoja esta presenté en la literatura, por eso no es periodismo que también lo es, de alguna manera, así como es ensayo e historia que hacen el sustrato del relato de Decker-Molina.
    Novela, porque el autor usa los recursos literarios para contar la historia. No es nuevo hay otros libros que recurren al mismo ardid, pero, lo personal de este libro es su brevedad, su lenguaje, su manera de acercarnos al personaje principal, Elio, un macho alfa, que está muriendo solo, sin hijos y sin sus mujeres. Uno de sus hijos, por seguir los pasos de su padre, camina por la cornisa del tejado yihadista, hasta ese ingrediente tiene este libro que nos recuerda que a veces la historia se repite, pero de la peor forma posible.
    El eco de los gritos, editorial Verbum, es una novela sin planteamiento, nudo y desenlace, pero es indudablemente literatura, quizá la mejor manera de contar la historia, “es la otra cara del heroísmo revolucionario”
    Xavier Echeverría – poeta y escritor ecuatoriano de visita en la FIL de BsAs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies